¿Por qué tienes el mismo carácter que tu madre?

¿Por qué tienes el mismo carácter que tu madre?

por Maria Pascual Clarens

¿Cuántas veces has oído expresiones como “eres igual de habladora que tu madre”, o “tienes el mismo temperamento que tu abuelo”? y es que muchas veces somos el vivo reflejo de nuestros padres. Parece que nuestra forma de ser viene de familia, y así lo confirma la genética conductual, ciencia que estudia en qué medida los genes determinan los rasgos psicológicos-conductuales de cada individuo y de sus descendentes y la interacción entre la herencia y el medio ambiente.

La genética tiene un papel fundamental en la transmisión de los caracteres. Los seres humanos heredamos el ADN de nuestros padres, la mitad viene dado por el de la madre y la otra mitad por el del padre, lo que hace que tus características vengan definidas por ambos progenitores. ¿Sabías que la información genética paterna es la que determina tu sexo biológico? O que ¿las pecas presentan una alta heredabilidad? Por lo que si tú tienes pecas tus hijos también tenderán a tenerlas.

No obstante, no solo los rasgos físicos se heredan, la gran mayoría de los comportamientos estudiados en psicología se ven afectados por la genética particular de cada individuo. Así lo muestra la evidencia científica sobre la fuerte heredabilidad de determinados rasgos de carácter en gemelos que habían sido separados al nacer y criados en entornos diferentes y aun así compartían similitudes en su personalidad, temperamento, mismas aficiones y hasta un cociente intelectual muy similar.

Entonces…

¿Tu personalidad viene determinada desde el nacimiento?

La respuesta es compleja. Una premisa básica de la genética conductual es que cualquier característica observable, como los rasgos de personalidad relacionados con el temperamento, está codificada genéticamente. Así lo apunta el profesor Nathan Gillespie, del Instituto de Investigaciones Médicas de Queensland de Australia en la clausura de la VIII edición del encuentro Proyecto Genoma Humano, estima que la personalidad se hereda en un 40-60%, sin embargo, subraya la importancia de los factores ambientales para que los rasgos heredados se expresen.

Así pues, parte de tu carácter viene definido biológicamente desde el nacimiento a través del código genético heredado de tus antepasados. De esta manera puedes tener predisposición a encajar mejor en un perfil u otro, sentirte muy atraído por la curiosidad, tener más facilidad de empatía con los demás, ser más impulsivo y sentirte atraído por el riesgo, o inclinarte por un perfil más ordenado, planificado y cuidadoso.

Sin embargo, la personalidad se va perfilando a lo largo de los años debido al contexto y a la experiencia acumulada, es un rasgo multifactorial donde convergen múltiples variables y la importancia de estas es fundamental para que estos rasgos se expresen o se debiliten con el tiempo.

Conocer tu perfil de personalidad, a nivel genético e integral de la mano de los planes de bienestar de TAILORYOU te aportará un autoconocimiento exhaustivo y con ello la capacidad de afrontar y entender situaciones de tu vida, predecir posibles comportamientos y tener a mano herramientas para mejorar tu estabilidad emocional.